Inicio » Noticias » Empléate: “Nuestro programa es como un headhunting social”

Empléate: “Nuestro programa es como un headhunting social”

Daniel Betancourt, coordinador del programa de Orientación Socio Laboral (OSL) de Fundación Emplea, y Cristopher Faúndez, un motivado participante de las relatorías, explican cómo funciona esta plataforma para la inclusión laboral para personas vulnerables, especialmente con consumo problemático de alcohol y drogas.

Por Mauricio Bascuñán.

 

Hace algunas semanas comenzó el programa “Empléate” de Fundación Emplea, que pretende ser una especie de agencia “cazatalentos” que recluta personas en situación de cesantía y vulnerabilidad social para orientarlos en el mundo laboral. A la fecha han acudido más de 25 interesados, provenientes de diversas organizaciones privadas y públicas que promueven la rehabilitación de personas que en algún momento decidieron pedir ayuda y “salir de la burbuja de las drogas”, asegura Cristopher Faúndez, de 29 años, que a la fecha está con todas las ganas y motivación para recuperar las confianzas perdidas con su familia producto de las “malas juntas” del pasado.

“Los participantes del programa Empléate son principalmente mayores 16 años, con responsabilidad parental, y mayores de edad que están en proceso de tratamiento de consumo”, afirma Daniel Betancourt, desde la nueva sede ubicada detrás del Santuario del Padre Alberto Hurtado, en Estación Central. En el recinto, asegura el profesional, existen entrenadores que asisten a los alumnos incluso fuera del horario de clases en sus búsquedas de trabajo. Les enseñan a enfrentar mejor una entrevista, a escribir un currículum, a responder tests. “Es una intervención individual y personalizada, tal como las consultoras, muy comunes en el ámbito privado, que poseen muchos recursos y tienen acceso a psicólogos, relatores y expertos. Este programa va orientado a otro público, a los más vulnerables. Es como un headhunting social”, acota el coordinador.

Por su parte, Cristopher Faúndez, que es de Cerro Navia, insiste en que la mayoría de las personas con consumo problemático de alcohol y drogas no es que no quieran salir de su condición, sino que “les cuesta darse cuenta del problema. Uno  está ciego, como en un mundo paralelo. Muchas veces mis padres no sabían si regresaría vivo a casa”, señala. En esta nueva etapa pretende recuperar confianzas, empezar todo de nuevo y volver a tener sus cosas.

“Empléate” está pensado para la población que presenta brechas para la empleabilidad, “pero en esta primera instancia nos encontramos trabajando con población de Orientación Socio Laboral (OSL) de consumo problemático de alcohol y drogas”, sostiene Betancourt, quien finaliza con el dato de que el 47 por ciento de los que se han capacitado en el programa llegan a tener un puesto de trabajo, cifra “muy alta” debido a la situación de pobreza de los participantes.

 

¿Quieres apoyar la inclusión laboral de personas en situación de vulnerabilidad? ¡Hazte socio!