Inicio » Noticias » Los programas Quilicura y Mapumalén conmemoraron el 8 de marzo

Los programas Quilicura y Mapumalén conmemoraron el 8 de marzo

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de La Mujer, este 8 de marzo los programas residenciales de tratamiento Quilicura y Mapumalén, realizaron un evento de reconocimiento a las usuarias y trabajadoras de Fundación Paréntesis.

En el encuentro en el que participaron las usuarias de ambos programas, sus educadores, profesionales de oficinas centrales,  los directores y el capellán de la Fundación, el sacerdote jesuita Renato Poblete, se exhibió un video que muestra distintos momentos del proceso que viven las acogidas en su estadía en las residencias. Ese material fue el sensible “aperitivo” de la posterior y emotiva ceremonia en que se destacó a la mujer más importante de la vida de cada una de las participantes.

Carmen Ramírez, Jefa del Programa de  Adolescentes  Mapumalen, comentó: “Esta actividad es muy simbólica para nosotros, pues Quilicura y Mapumalén somos los únicos dos programas que acogen en su totalidad a usuarias. Por eso nos organizamos en conjunto para reflexionar acerca del significado real de esta fecha y declarar nuestro permanente deseo de trabajar en la temática de los derechos de la mujer, sobre todo de aquellas que los tienen vulnerados”.

Por su parte, Sucy Muñoz, Jefa de Programa Residencial Quilicura, indicó: “El objetivo de esta actividad es hacer un reconocimiento a propósito de la relevancia de la mujer en nuestra institución y  para pensar cómo podemos avanzar en materia de restitución de derechos, mejorando nuestros procesos, entregando un enfoque de género y dejando de normalizar la violencia hacia la mujer, sobre todo en los contextos sociales de los que vienen nuestras acogidas”

Magdalena Pardo, nuestra Directora Social Nacional, finalizó diciendo: “Hoy, por un día en el año, nos reunimos a reflexionar sobre la situación de la mujer, a celebrar todo lo que hemos avanzando, pero también a considerar cuánto nos falta por avanzar. Sabemos que existen muchas condiciones que debemos cambiar: la brecha salarial entre hombres y mujeres, la violencia que sufren una de cada tres mujeres, la vulneración de nuestros derechos. Todas esas son tareas de todas y de todos los que estamos acá. Debemos seguir trabajando por  nos seguir derribando prejuicios y barreras”.

Es importante hacer notar que en materia de la oferta nacional de tratamiento de consumo problemático de drogas y alcohol, sólo el 12,5% está orientado a las mujeres. La capacidad de atención mensual para mujeres que ofrece SENDA es de 798 usuarias, mientras que para hombres es de 5.758 usuarios. Estas cifras son elocuentes de todo lo que se reflexionó en este encuentro y refuerza la decisión de Fundación Paréntesis de atención a las mujeres.