Inicio » Noticias » Población infantil excluída: Nuevo foco de trabajo en Iquique.

Población infantil excluída: Nuevo foco de trabajo en Iquique.

Este año se sumó un nuevo centro en la región de Tarapacá, el cual está enfocado en el trabajo  con adolescentes en situación de calle y consumo de alcohol y drogas.

Según el último Estudio Nacional de Drogas en Población Escolar que realizó el Servicio Nacional de Drogas y Alcohol (Senda) en el año 2011, en la región de Tarapacá, el 24,7% de los encuestados señaló consumir alcohol, mientras que un 18,5% marihuana y un 3,9 cocaína. Si bien el consumo de la primera sustancia disminuyó, en los otros dos aumentó con respecto a mediciones de años anteriores.

Tal como señala Senda y organismos especializados en el tema, el  consumo de sustancias en jóvenes se asocia  a riesgos como embarazos no deseados, victimización y violencia, transmisión de enfermedades, entre otros. Ante esta realidad en la región, Fundación Paréntesis inauguró este año el Programa de Tratamiento Niños, Niñas y Adolescentes Calle Iquique.

Instalado en la capital de la Región de Tarapacá, el programa tiene como objetivo ser un lugar de rehabilitación participativa; en donde se realice a los jóvenes un diagnóstico en el que participen tanto ellos como los profesionales que los atienden. Asimismo, se realizarán   actividades en los territorios en los que estos jóvenes se encuentran, con el propósito de proveerlos de herramientas que les permitan alejarse de los riesgos y  posibles daños asociados a su condición de vida. El grupo  objetivo son niños y jóvenes entre 12 y 20 años, que pasan la mayor parte de su tiempo en la calle, con o sin vínculos familiares. Por lo general, son adolescentes que a muy temprana edad han sido vulnerados en sus derechos y excluidos de sus familias.

El tratamiento de los trastornos por consumo de sustancias en adolescentes, particularmente en condiciones de vulnerabilidad social, debe incluir con mayor énfasis el abordaje del contexto del adolescente, sus condiciones sociales y comunitarias, la búsqueda del fortalecimiento de los factores protectores y las redes de apoyo. A través de este nuevo programa, se espera, junto a la activa participación de los jóvenes y sus familias, lograr una importante mejoría en su calidad de vida y su seguridad. El programa privilegiará estrategias  basadas en la gestión de los riesgos y en la reducción de daños, como técnicas efectivas para conseguir el fin de mejorar la calidad de vida del adolescente en su salud física, psicológica y social.

En la región de Tarapacá, Fundación Paréntesis también cuenta con el Programa Residencial La Tirana, el cual atiende a mayores de 18 años con consumo problemático de alcohol y drogas, pudiendo las madres residir con sus hijos hasta la edad preescolar.